5 cosas que necesitas conocer si buscas iniciar tu rutina de skincare natural [Guía paso a paso]

5 cosas que necesitas conocer si buscas iniciar tu rutina de skincare natural [Guía paso a paso]

Si en tu lista de propositos de este año escribiste tener una piel bonita, el primer paso para lograrlo es encontrar una rutina de skincare adecuada para ti, que vaya con tu estilo de vida, tu presupuesto y que te sea fácil de mantener para lograr los resultados que quieres. Si además estás buscando que tus productos contengan ingredientes naturales, quiero compartir contigo estos 5 tips para encontrar tu rutina ideal.

1. Adhiérete a los pasos básicos

Si no estás pareparada para una rutina de 10 pasos ¿te cuento un secreto?, una rutina facial debe hacer básicamente 3 cosas: limpiar, hidratar y humectar. Esto lo puedes lograr con 3 o 4 productos que son un buen comienzo para los principiantes del skincare.

Paso 1. Limpieza

Para la limpieza usa una barra de jabón o un limpiador líquido, elige uno pensando en si tu piel es grasa, seca o sensible. Evita ingredientes muy agresivos o productos que resequen tu piel, incluso si tu piel es muy grasa, pues esto solo hará que el sebum se siga produciendo en exceso, tu rutina debe buscar siempre el equilbirio de tu piel.

Paso 2. Hidratación

Para hidratar añade a tu rutina productos con una base acusosa. La hidratación es la solución a muchos de los problemas de nuestra piel, desde resequedad hasta exceso de grasa. Una piel hidratada tiene un aspecto saludable, mantiene su firmeza y elasticidad, así como el equilibrio de su capa protectora de lípidos. Por eso es súper importante asegurarnos de que nuestra piel se está hidratando correctamente. La hidratación es clave para todos los tipos de pieles, no solo las pieles secas, la piel grasa y la piel mixta se benefician muchísimo de una correcta hidratación.

Nosotras te recomendamos una hidratación de 2 pasos, con un tónico (que además de hidratar ayuda a balancer tu piel después de la limpieza) y un gel, crema o sérum, que contenga además activos humectantes, si tu piel es muy grasa o eres muy joven con este producto podrías terminar tu rutina, y continuar con la aplicación de protección de solar y maquillaje.

Paso 3. Humectación

Pero si tu piel es seca o sientes que necesita un boost puedes complementar la humectación con un aceite facial. Humectar es básicamente ayudar a nuestra piel a mantener la hidratación, ya sea atrapando el agua (que es como actuan humectantes solubles en agua como el ácido hialurónico), o bien reforzando la capa de lípidos de la piel con la aplicación de aceites. En cuanto a aceites faciales, la cosmética natural tiene mucho que ofrecerte, con toda la variedad de aceites vegetales que tenemos disponibles: jojoba, argán, rosa mosqueta, marula, arroz, entre muchos otros. Estos aceites tienen la ventaja de ofrecer además de la humectación un alto contenido de activos como vitaminas, antioxidantes, minerales y ácidos grasos esenciales, que harán que tu piel se vea saludable y con un glow natural.

2. La cosmética natural requiere constancia

De este lado de la cosmética no te ofrecemos resultados espectaculares con el primer uso, aunque es verdad que un producto puede hacer sentir tu piel mejor desde que lo aplicas, los verdaderos cambios vienen con el uso constante, sobre todo en la cosmética natural en donde usamos activos que por su origen no suelen ser tan concentrados, o no están diseñados para tener un efecto muy agresivo en la piel. Siempre es importante recordar que cualquier producto cosmético está pensado para usarse en una piel sana que busca mejorar su apariencia, si tu piel presenta alguna condición que requiera un tratamiento médico, como un acné crónico o infección, acude siempre con un especialista que puede ser un dermatólogo o un cosmiatra, dependiendo de la necesidad específica de tu piel.

3. Cosmética natural no significa sin conservadores

En la cosmética natural tambien hay ciencia. Los avances tecnológicos han permitido el desarrollo de ingredientes generados en un laboratorio, pero con un origen natural y que cumplen los estándares de organismos certificadores de cosmética natural. Con estos ingredientes podemos ofrecerte productos seguros, usando conservadores que mantienen los productos libres de contaminación por más tiempo, u otros aditivos como emulsionantes, colorantes o modificadores de textura que dan una mejor experiencia sensorial.

4. Lo más importante es conocer tu tipo de piel y sus necesidades

No solo se trata de si tu piel es mixta, seca o grasa, también es importante considerar necesidades especificas como:

  • Sensibilidad
  • Exposición a factores ambientales
  • Falta de luminosidad
  • Signos de la edad


De esto dependerá que activos debes incluir en tu rutina (No, no necesitas todos los ingredientes de moda). Por ejemplo, si tu piel es muy sensible incluye productos con activos calmantes y anti-inflamatorios, como la caléndula o la manzanilla, y evita aceites esenciales, fragancias y agentes exfoliantes físicos. Si quieres revitalizar tu piel y protegerla de los agentes ambientales, incluye productos con ingredientes antioxidantes.

Tambien te invito a probar diferentes aromas y texturas, para encontrar las que más te gusten y puedas disfrutar aún más de tu rutina.

5. Conoce tus productos 

Si estás buscando usar más ingredientes naturales en tu rutina o evitar algunos otros, te recomiendo buscar la lista de ingredientes COMPLETA de cualquier producto que vayas a comprar. La cosmética natural no es agregar 1 o 2 ingredientes de origen natural en concentraciones mínimas dentro de una lista interminable de cosmpuestos sintéticos. Los ingredientes de origen natural deben aparecen desde los primeros lugares en la lista de ingredientes (que son los que se encuentan en mayor cantidad en la fórmula).

Conocer la lista completa de ingredientes de tus productos tambien te ayudará a identificar ingredientes que puedan dañar tu piel. Te sugiero evitar en tus productos faciales ingredientes como alcoholes secantes ( puedes encontrarlo en la lista de ingredientes como: Alcohol isopropílico, etilico o denat) y aceites comedogénicos (como el aceite de coco, que pueden tapar tus poros sobre todo si tienes piel grasa).

2 pensamientos en “5 cosas que necesitas conocer si buscas iniciar tu rutina de skincare natural [Guía paso a paso]

  1. avatar Martha dice:

    Quiero probar sus productos

  2. avatar Mirta dice:

    Quisiera tratar sus productos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *