¿Cómo entender las pruebas en cosméticos? 2 tipos básicos y 1 ejemplo real [Estudio de caso]

¿Cómo entender las pruebas en cosméticos? 2 tipos básicos y 1 ejemplo real [Estudio de caso]

El 2 de septiembre de 2021 el Senado Mexicano aprobó reformas a la Ley General de Salud para prohibir el uso de animales en pruebas para productos cosméticos. En esta reforma se especifica

La investigación cosmética no podrá incluir pruebas en animales de ingredientes cosméticos, de productos cosméticos finalizados ni de sus ingredientes o la mezcla de ellos. Tampoco se podrá fabricar, importar ni comercializar productos cosméticos cuando en su formulación final medien o hayan mediado pruebas en animales, y cuando contengan ingredientes o combinaciones de estos que sean o hayan sido objeto de pruebas en animales

Pero, ¿Cuáles son las opciones a las pruebas en animales? ¿Cómo se realizan las pruebas para evaluar la efectividad de los productos cosméticos? 

En este artículo vas a encontrar una clasificación básica de los posibles tipos de pruebas que se pueden realizar a un producto cosmético y compartimos contigo uno de los múltiples procesos de prueba que hemos hecho para asegurar la calidad de nuestros productos. 

  •  Tipos de pruebas que se realizan en cosméticos
  •  Protocolo de prueba que desarrollamos en NAE para evaluar nuestros productos con consumidores. 

Tipos de pruebas en cosméticos

Pruebas sin personas 

Este tipo de pruebas se utilizan más frecuentemente para evaluar ingredientes cosméticos. Por un lado, tenemos pruebas con cultivos celulares (también llamadas in vitro), con muestras de tejidos (ex vivo) o modelos que simulan la piel. Este tipo de pruebas son las que han ido remplazando a las pruebas con animales (in vivo).

Este tipo de pruebas permite medir factores como la pérdida trans-epidérmica de agua, la absorción de compuestos, la producción de ciertas sustancias en la piel o la activación de procesos celulares. 

Los resultados obtenidos nos permiten determinar si los activos o fórmulas son seguros para su uso en la piel o el cabello, la cantidad a la que deben aplicarse, la manera en la que funcionan, así como los procesos que se activan o se inhiben para lograr los resultados que vemos.
 
Con este tipo de pruebas las marcas que formulamos los productos finales podemos trabajar con ellos e incluirlos en nuestras formulaciones teniendo información confiable de sus beneficios y seguridad. 

Pruebas con personas

pruebas en cosméticos

Fuente: Vector de Mujer creado por freepik - www.freepik.es

Una vez que se ha probado que el uso de un ingrediente es seguro, los productos cosméticos finales suelen evaluarse con personas voluntarias. Las pruebas con personas pueden dividirse en 3 grupos dependiendo de la forma en la que se midan los resultados. 

Instrumentales

En este tipo de pruebas los resultados se obtienen con algún equipo o instrumento que realiza la medición del parámetro que se esté evaluando, como el grado de hidratación de la piel, la reducción de marcas o manchas o la profundidad de las líneas de expresión

Evaluación con profesionales

Los resultados corresponden a la evaluación de un experto, como puede ser un dermatólogo, quien mide el progreso de alguna condición o característica de la piel, usando una escala determinada. Por ejemplo, puede evaluarse el grado de irritación de la piel, su textura o su apariencia general usando una escala de 1 a 5 puntos.

     Autoevaluación

    Los resultados son registrados por las mismas personas que participan en la prueba. En este tipo de pruebas también pueden evaluarse aspectos relacionados con la experiencia de uso del producto (textura, aroma, sensación en la piel). Las pruebas de autoevaluación pueden ser de 2 tipos.

        • Panel entrenado: los participantes son personas que se capacitan para desarrollar cierta destreza en sus sentidos que les permite evaluar todos los productos que prueban usando siempre los mismos parámetros, este entrenamiento es el equivalente a la calibración de los equipos de medición. Un panel entrenado podría ser útil para evaluar si una modificación en la fórmula de un producto tiene impacto en su experiencia de uso, ya que un panel de este tipo hará una evaluación más rigurosa que los consumidores regulares.
        •  Panel de consumidores: los participantes son usuarios regulares de productos cosméticos, se eligen en función de su edad, genero, tipo de piel o alguna condición específica, dependiendo del producto que se vaya a probar. En algunas pruebas con consumidores los participantes conocen la marca y la imagen del producto y estos aspectos pueden incluso ser evaluados por ellos (pruebas de concepto); o bien puede tratarse de una prueba ciega en la que no se conoce esta información. Las pruebas ciegas se usan cuando se quiere evitar que los participantes tengan algún tipo de sesgo al relacionar el producto que están probando con una marca o cuando no puede revelarse la imagen o marca del producto porque aún no sale al mercado. 
       

      Estudio de caso: Protocolo de prueba NAE 

      En 2020 lanzamos el gel facial hidratante ácido hialurónico-caléndula y el gel beta para contorno de ojos. Pasaron 3 años desde que hicimos la primera versión de un producto en gel, hasta que llegamos a los productos finales. En ambas fórmulas usamos una base de aloe vera, agua destilada de rosas, ácido hialurónico de alto peso molecular y una mezcla de espesantes de origen natural, en diferentes concentraciones para cada producto.
       
      En cuanto a los beneficios específicos, al formular el gel beta para contorno de ojos buscamos disminuir la apariencia de ojeras, desinflamar y darle firmeza a la piel, para eso añadimos como activos beta-glucanos y extractos de café y manzanilla. Mientras que para el gel facial hidratante ácido hialurónico-caléndula, pensamos en un producto capaz de aliviar irritaciones y rojeces y eliminar la resequedad o controlar exceso de grasa, dependiendo de las necesidades de la piel.  En este producto añadimos como activos extractos de caléndula y manzanilla.
       
      En el desarrollo de las fórmulas de estos productos encontramos 2 aspectos críticos:  que fuera posible usarlos en pieles sensibles sin causar irritación o sensibilización y lograr una textura en gel agradable al tacto, esto es complicado cuando se usan espesantes o gomas naturales, que pueden llegar a tener un terminado pegajoso.
       
      Por eso decidimos desarrollar un protocolo para evaluar su desempeño y aceptabilidad. El tipo de prueba que realizamos fue de auto-evaluación con panel de consumidores. Se trató de una prueba de concepto, lo que nos ayudó también a conocer la opinión de los participantes sobre la imagen del producto y nuestra marca, y cualitativa, pues los resultados no se midieron de forma numérica, sino que cada participante fue describiendo su experiencia y los cambios que notaba en su piel.
       
      Realizar una prueba de este tipo nos permitió, además de identificar los beneficios reales de los productos, conocer directamente la opinión de los consumidores y probar las fórmulas de una manera sistemática, en pieles de diferentes tipos, edades y bajo diferentes condiciones.
       

      Paso 1: Selección de panel de consumidores

      Llevamos a cabo esta prueba en conjunto con el equipo de Biutest, quienes fueron los encargados del proceso de selección, que se hizo entre los usuarios de la plataforma, y de recopilar la información de todos participantes.
       
      Se eligieron 40 personas que definieron su piel como sensible, 8 hombres y 32 mujeres, de 20 ciudades diferentes del país. Los participantes se clasificaron dentro de 3 grupos de edad: de 18 a 24 años, de 25 a 35 años y de 36 a 45 años, y dentro de 3 tipos de piel: seca, mixta o grasa.
       

      Paso 2: Realización de la prueba

      La prueba tuvo una duración de 4 semanas, durante las cuales se les pidió a los participantes que usaran el gel facial hidratante ácido hialurónico-caléndula y el gel beta para contorno de ojos en su rutina de día y de noche, siguiendo las indicaciones de la etiqueta de cada producto.

      Los participantes suspendieron el uso de cualquier otro gel, crema, sérum hidratante o contorno de ojos ajeno a la prueba y mantuvieron el resto de su rutina sin modificaciones. Cada participante registró su experiencia de uso y el estado de su piel al iniciar la prueba y al final de cada semana, contestando un cuestionario y llevando un registro fotográfico.

      Paso 3: Resultados

      Gel facial hidratante ácido hialurónico caléndula

      • 8 de cada 10 participantes lo incluirían en su rutina de cuidado facial
      • 100% de los participantes sintieron su piel fresca e hidratada desde la primera aplicación.
      • 9 de cada 10 participantes que mencionaron presentar irritaciones o enrojecimiento al iniciar la prueba mostraron un alivio en estos síntomas desde la primera semana de uso.
      • 9 de cada 10 participantes mostraron 1 o más cambios positivos en la piel de su rostro como: piel más suave y lisa, alivio de irritaciones y rojeces, piel más firme o menos grasa y brillo.
      • Piel más suave y lisa fue el beneficio más frecuente.
      • 93% de los participantes no presentó ninguna irritación o sensibilización al uso del producto, aquí es importante recordar que todos los participantes tenían piel sensible.


      De acuerdo con los resultados de la prueba, el gel facial hidratante ácido hialurónico-caléndula puede adaptarse prácticamente a cualquier rutina. Para las personas menores de 25 años o con piel grasa, este producto les da suficiente humectación y funciona bien combinado con productos más ligeros o astringentes, mientras que para las personas mayores de 35 años en algunos casos la humectación se debe complementar con un aceite facial y usar en conjunto con productos con activos antioxidantes y regenerativos. En todos los casos, haciendo las combinaciones adecuadas, el gel facial hidratante de ácido hialurónico-caléndula da buenos resultados y logra mejoras en la apariencia de la piel.

      Gel beta para contorno de ojos

      • 8 de cada 10 participantes dijeron que lo incluirían en su rutina de cuidado facial.
      • 9 de cada 10 personas notaron la zona del contorno de ojos más fresca e hidratada.
      • 8 de cada 10 notaron 1 o más cambios positivos en la zona de contorno ojos como: disminución de zonas resecas, piel más firme, disminución de líneas de expresión, disminución de coloración en las ojeras o desinflamación.
      • Los beneficios más frecuentes fueron: disminución de la resequedad y desinflamación.
      • 95% de los participantes no presentó ninguna irritación o sensibilización al uso del producto


      El gel beta para contorno de ojos tuvo buenos resultados en todos los grupos de edad (de 18 a 45 años) y tipos de piel (grasa, mixta y seca) y su sensorial también tuvo muy buena aceptación entre los participantes, ya que al aplicarse genera en un efecto de descanso y una sensación de frio. Algunos participantes describieron un efecto tensor en la piel.

      Experiencia de uso de ambos productos

      Los participantes también evaluaron su experiencia de uso y describieron ambos productos como:

      • Fáciles de usar
      • Con una aplicación higiénica y sin desperdicios.
      • Con una sensación agradable en la piel
      • 6 de cada 10 participantes mencionaron que la cantidad que necesitaban aplicarse, para ambos productos, fue menor a la de otros productos similares que han usado.

      Conclusiones

      Aunque esta prueba no estuvo diseñada para que pudiéramos colocar un sello en nuestros productos o tener una certificación, nos permitió afinar las formulaciones finales de nuestros geles con la retroalimentación de los participantes, probar con buenos resultados su uso en pieles sensibles y tener información clara de sus beneficios y experiencia de usos en diferentes condiciones y tipos de piel, lo que nos permite poder asesorarte mejor sobre cómo incluirlos en tu rutina de skincare.

      Deja una respuesta

      Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *