Comenzar un emprendimiento de belleza en Chiapas

Comenzar un emprendimiento de belleza en Chiapas

Yo siempre fui de las que dije “los negocios no son para mí” o “soy malísima con el dinero, nunca sería buena en un negocio”, y mira las vueltas que da la vida. Mi primer contacto con el mundo del emprendimiento fue más bien desde el ámbito académico, como consultora y evaluadora de proyectos, así que cuando Adri y yo decidimos convertir a NAE en un proyecto de vida mi primera reacción fue tratar de aplicar mi conocimiento en este proyecto; ahí fue donde me dí cuenta que en este negocio, como en muchas cosas en México, pareciera que en lugar de un país tenemos mucho pequeños países, pues iniciar un emprendimiento de belleza en la Ciudad de México, Guadalajara o Monterrey tiene condiciones muy diferentes a iniciarlo en Chiapas. Aquí los pros y los contras que nosotras identificamos.

Iniciamos con lo difícil. Lo más complicado de estar en Chiapas es que todo te sale más caro porque  la industria en el estado es prácticamente inexistente comparada con las ciudades más grandes del país, por lo que no hay proveedores cerca y por consecuencia nos toca pagar más por todo en términos de tiempo, dinero y esfuerzo: tiempo porque tenemos que planear muy bien todas las compras, dinero porque nos toca pagar envíos mucho más caros y esfuerzo porque ah, cómo cuesta negociar desde lejos.

La segunda cosa que quisiera comentarles desde el punto de vista de los contras es que el ecosistema de emprendimiento en Chiapas es incipiente, entonces todas esas maravillosas pláticas, workshops o encuentros que se dan al por mayor en CDMX pues aquí no existen, nos toca un poco buscar formarnos en la soledad de nuestra computadora, dado que viajar no es factible siempre.

Ahora, no todo es negativo, desde el lado de los pros, estar en Chiapas nos permite conocer de cerca a productores directos de algunos de nuestros insumos como el cacao o la vainilla, y eso es algo que nuestr@s clientes aprecian de la marca. Y bueno, estar cerca de la familia y todo el apoyo que nos dan no tiene precio. No tenemos planes de movernos de aquí así que esperamos que nuestra experiencia y camino ayuden a otras marcas a animarse a emprender o a seguir en el intento. 



Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *